XANDRA MONGELOS

Mi nombre es Xandra Mongelos. Hace cinco años tomé la gran decisión de trasladar mi residencia a Bali, donde desde entonces vivo con mi familia. No pudo haber mejor lugar para comenzar mi tan deseada práctica del Yoga, aunque en ningún momento pensé que transformaría mi vida como lo ha hecho.

Mis comienzos fueron con el Vinyasa flow, una práctica dinámica y energizante, con la que aprendí a coordinar la respiración y el movimiento. Después llegaron el Hatha, el Yin y el Ashtanga que, aunque no fue amor a primera vista, es hoy en día una de mis prácticas preferidas junto con el Kundalini.

El Yoga entra en tu vida poco a poco y según pasa el tiempo te das cuenta de que es mucho más que el ejercicio físico que empezaste a practicar en busca de la relajación y el equilibrio. Viene acompañado de la práctica del Pranayama, respiración consciente, y la meditación, entre otras cosas, que cambian tu forma de pensar, de actuar, … de SER y de VIVIR. Para mí es un placer poder compartirlo y además seguir aprendiendo día a día. Es medicina de la buena, sin efectos secundarios y beneficios a raudales, una renovación total después de cada sesión.